Beers&Politics

Beers&Politics tuvo su segunda edición en Costa Rica.

Democracia directa: La incertidumbre es relevante y el riesgo de contagio es enorme”, fue el título que convocó a una nutrida cantidad de jóvenes a conversar en la segunda edición del Beers&Politics el martes 11 de octubre en el Bar el Sótano.

El tema fue introducido por Luis Diego Brenes, Magistrado Suplente del Tribunal Supremo de Elecciones y profesor de Derecho en la Universidad de Costa Rica, quien participó como observador en el reciente plebiscito sobre el proceso de paz en Colombia.

En su participación, Brenes planteó 3 ideas claves para reflexionar sobre la democracia directa: siempre hay posiciones a favor y en contra; la relación/disyuntiva entre la Asamblea Legislativa y la Asamblea Refrendaria junto el papel de los órganos electorales, y los eventuales vicios de constitucionalidad que se podrían dar a raíz de las decisiones que se tomen por medio de la Democracia Directa.

Las posiciones a favor de la democracia directa la plantean como una válvula de escape democrático que, ante el entrabamiento y la inopia política, propone el empoderamiento ciudadano y el poder del voto, pero sus detractores argumentan que se presta para el cinismo manipulador de los políticos o la ignorancia e irresponsabilidad de los votantes (John Carlin) ya que, conciben que no existe un grado de madurez ciudadana ante los temas que se consultan y el apoyo a una u otra postura se basa en liderazgos, popularidad o narrativa, y no al contenido (Lawrence LeDuc).

Por su parte, en la discusión también se planteó la pregunta sobre ¿ciudadanos como diputados por solo un día?, en donde la negociación y posibilidades de reformas están en contraste con la validación o legitimación política. En su argumento, planteaba que hay muchas reglas institucionales que tienen vinculatoriedad en lo que se determina porque el resultado final puede ser una ley que va a marcar el accionar de los poderes políticos. Y ahí justamente se refiere al papel de los organismos electorales y como la desconfianza a la política (y apatía) hace que un cuarto poder asuma roles de legislar -a partir de las consultas populares- que le corresponden al ejecutivo o al legislativo. Para Diego, lo que habría que analizar son los mecanismos de democracia directa que se utilizan y la garantía que dan los órganos electorales en términos de credibilidad y los umbrales participación que le dan legitimidad a la consulta: “No hay que ser ingenuos, detrás de una elección pueden haber fines políticos y fines muy loables que bajo reglas jurídicas le van a dar un carácter vinculante, así que no juguemos por jugar con la democracia directa porque el resultado puede ser determinante”, indicó.

Y para concluir, sobre los eventuales vicios de constitucionalidad se sugirieron reflexiones como ¿existe supremacía para la decisión popular?, ¿debería hacer imposibilidad de veto ante vicios de inconstitucionalidad en  caso de decisión popular? y a nivel nacional la necesidad de reformas a la Ley de Regulación del Referéndum para evitar portillos.

396429_400660739960010_861124931_nEl resumen de la discusión puede encontrarse en el sitio web de Beers&Politics, y el vídeo de la transmisión en vivo se puede ver en Facebook. Beers&Politics es una iniciativa internacional que consiste en conversatorios sobre un tema de actualidad alrededor de la mesa de un bar. Desde su origen en España, los eventos Beers&Politics se han expandido por decenas de ciudades en el mundo y Costa Rica es parte de esta red gracias a las gestiones de ACCESA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *